Nombre del Producto: Shampoo Avena
Nombre del Producto: Shampoo Huevo
Nombre del Producto: Shampoo Frutilla
Nombre del Producto: Shampoo Coco
Nombre del Producto: Shampoo Rubio
Nombre del Producto: Shampoo Bebé
Nombre del Producto: Shampoo Lanolina
Marca: Carla Lorena
Clasificación: Cosméticos capilares  - Shampoo

SHAMPOO CARLA LORENA Hay uno para cada tipo de cabello!!!
Tenemos una gran variedad de shampoos creados especialmente para ti, según tus gustos y necesidades, siempre efectivos y respaldados por la tradición de Carla Lorena y la garantía de Laboratorios Vita.


Cuida tu Cabello
La higiene del cabello es necesaria para tener un cabello saludable, fuerte y con brillo natural.
Cuando el cabello está bien cuidado, este realza las facciones del rostro, haciendo que nuestra apariencia sea más estética.
Hay cuatro tipos de cabello: normal, seco, graso y mixto, todos pueden estar en equilibrio, si se cuidan adecuadamente.

Te recomendamos que uses la línea de productos Carla Lorena según tu tipo de cabello.

Cabello Seco
Un cabello seco es porque la glándula sebácea no lo lubrifica suficientemente. El cabello se reseca, las escamas se levantan y se deshidrata, perdiendo flexibilidad y brillo.
Para evitar este problema estimula la circulación sanguínea mediante un masaje diario al cuero cabelludo. Utiliza un shampoo Lanolina, Huevo o Shampoo “S”, que hidrata, nutre y humecta, también te recomendamos que no prescindas nunca del acondicionador.

Si bien el problema de sequedad puede estar en la raíz del cabello en caso de una producción de grasa insuficiente, en la mayoría de los casos lo que está seco es la fibra capilar por el uso de shampoos inadecuados, el calor excesivo en secados y coloraciones o permanentes que no están bien realizadas.

Cabello Normal
Si tienes la suerte de tener un cabello normal, no olvides el de tratarlo con esmero. Utiliza uno de estos shampoos: Frutilla, Rubio, Bebe, Avena y Shampoo “N”  además de un poco de acondicionador para mantenerlo sedoso es lo ideal. Es importante realizar un buen enjuague porque puedes dejar el cabello opaco y apagado.

Debes evitar el uso reiterado de shampoos y productos capilares demasiado agresivos. Mientras te  laves el cabello, no debes utilizar agua muy caliente, porque las escamas del cabello se abren demasiado. Por la misma razón cuando te  lo seques, debes evitar el abuso del aire excesivamente caliente del secador, sin acercar el aparato a las puntas. Es mejor secarlo al aire libre.

Cabello Mixto
Utiliza un shampoo suave o bien uno para cabellos mixtos y, sobre todo, aplica el acondicionador sólo en las puntas. Por otra parte, te recomendamos no abusar ni del secador, ni de planchas, ni de ruleros calientes. Cuando las puntas están muy deterioradas lo mejor es cortarlas.
A menudo, debido al estado de las puntas, se confunde el cabello mixto con el seco y se aplica un tratamiento equivocado. El resultado no puede ser más desalentador; no se obtiene ninguna mejora y el cabello se agrava ostensiblemente. Es importante eludir los productos con alcohol, porque éste absorbe la poca grasa que aún conservan las puntas.

Cabello Graso
Es conveniente que utilices un shampoo específico antigrasa para que regule el exceso de sebo. Pero, de vez en cuando, deja descansar el cabello lavándolo con un shampoo suave.
Al lavar el cabello, no debes frotar demasiado el cuero cabelludo porque se activarían las glándulas sebáceas generando una indeseable producción de grasa.
Utiliza Shampoo Coco y Shampoo “G”, para un mantener y cuidar el cabello maltratado.
En el peinado es preferible utilizar un peine o un cepillo de cerdas suaves. Para el secado, es mejor no secarlo con excesivo calor y demasiado persistente.

Limpieza del cabello
Antes de lavar el cabello, en el caso de personas que tengan un cabello largo, desenredar cuidadosamente con un peine de dientes anchos, empezando por las puntas. El agua debe estar tibia o templada pero nunca muy caliente, porque puede  dañar el cabello. Ponga una pequeña cantidad de shampoo en la mano. Frote ligeramente y distribúyalo por todo el cuero cabelludo. Masajee con la punta de los dedos para eliminar mejor la suciedad y estimular la circulación sanguínea. No olvidar la zona de las entradas y de la base de la nuca, donde más se acumula la grasa.

No mantener el shampoo demasiado tiempo en el cabello; basta con unos  minutos que tarda en emulsionar el producto por todo el conjunto de la cabellera. Es importante enjuagar en dirección descendente y hacerlo con abundante agua para evitar que queden restos de shampoo. Ello puede provocar que el cabello se quede sin volumen y que entonces muestre un aspecto mate y apagado.

Las presentaciones de toda la línea son:
Frascos de 1 litro – ½ litro – ¼ litro y almohaditas.

Scroll to top